Now Reading:

¿Avanzar juntos o por separado? El poder de la asociación para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

¿Avanzar juntos o por separado? El poder de la asociación para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.

Una mujer de Camboya, una mujer de Uganda y un hombre de Estados Unidos se unen a través de Zoom para escribir sobre el desmantelamiento del patriarcado. Suena poco probable, pero, en realidad, es todo lo contrario: pone de manifiesto el poder que tiene la colaboración a la hora de acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas.

La violencia contra las mujeres y las niñas afecta de diferentes formas a una de cada tres mujeres a lo largo de sus vidas. Por desgracia, la pandemia de la COVID-19 no ha hecho más que agravar este problema, pues muchas mujeres y niñas se han visto obligadas a confinarse en casa con sus agresores. Al mismo tiempo, los servicios de apoyo a las supervivientes se vieron interrumpidos o resultaron inaccesibles.

Todos conocemos bien el alcance que tiene este problema: hemos dedicado nuestras carreras profesionales a luchar contra la violencia patriarcal. Como activistas de base, sabemos que en ocasiones debemos actuar con rapidez para evitar daños. Sin embargo, también sabemos que para erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas será necesario un movimiento a nivel global.

El pasado mes de diciembre, nos reunimos (junto a otras organizaciones lideradas por mujeres y organizaciones de base asociadas) en nuestro Laboratorio de Aprendizaje de WomenStrong International (WSI), en el marco del programa #16días de Activismo Contra la Violencia de Género, con el objetivo de emprender acciones en 16 países.

Esto es lo que hemos aprendido:

La colaboración es posible más allá de las diferencias geográficas, temporales, lingüísticas, de género y culturales.

En el Foro de Aprendizaje entre Pares organizado por WomenStrong en otoño de 2021, varios socios del Laboratorio de Aprendizaje sugirieron que nos reuniéramos en torno a un esfuerzo colectivo. Parecía una tarea abrumadora, pero la energía del grupo era algo casi tangible. WomenStrong proporcionó apoyo, infraestructuras y estímulos a este esfuerzo liderado por los socios.

Los socios designaron rápidamente a dos copresidentes para facilitar el proceso y avanzar con decisión. Unas semanas más tarde, los 18 socios se unieron en torno a la idea de destacar la necesidad crítica de involucrar a los niños y a los hombres para poner fin a la violencia contra las mujeres, dentro de la campaña mundial #16días. Actuamos con diligencia para organizar y lanzar un evento multilingüe en Facebook Live, junto a una hoja de consejos y un esfuerzo adicional en redes sociales. El lanzamiento ganó en potencia gracias a la colaboración, y el proceso de organización supuso una gran oportunidad de aprendizaje y una inyección de motivación.

Esta acción colectiva fue un importante hito para mí en 2021 y aún continúo sintiendo ese impulso positivo en 2022

-Eng Chandy, Gender and Development for Cambodia

La justicia lingüística debe ser una prioridad.

La verdadera colaboración solo es posible cuando se priorizan la igualdad, el acceso y las oportunidades. El idioma puede suponer una barrera para la participación, haciendo que las voces y las perspectivas importantes queden excluidos.

WomenStrong International apoya la justicia lingüística mediante la traducción e interpretación de las actividades del Laboratorio de Aprendizaje. Además, los socios participan activamente en la búsqueda de la justicia lingüística. Por ejemplo, los socios que hablan dos o más idiomas informaron y revisaron el trabajo realizado por los traductores profesionales para hacer que nuestros productos del programa #16días tuvieran más matices y fuesen más auténticos y accesibles para las diversas comunidades locales.

Este enfoque en la justicia lingüística significó que, en nuestro esfuerzo colectivo en torno a los #16días de Activismo, pudimos escuchar las ideas y puntos de vista de todas las organizaciones asociadas y, luego, a su vez, ofrecer estas ideas y un espacio de diálogo a través de todas nuestras actividades del programa #16días.

El poder de la comunidad es esencial para acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas.

La comunidad genera un aprendizaje colectivo dentro de una agenda compartida. A través de los Laboratorios de Aprendizaje de WomenStrong, interactuamos, nos comprometemos como comunidad y aprendemos de manera formal e informal. Participamos en actividades como retiros, seminarios web y debates informales con el fin de construir unos cimientos fundamentados en la unidad. Nos apoyamos en las habilidades, la experiencia y los conocimientos de los demás, y avanzamos gracias al apoyo y al aprendizaje entre iguales. Esto nos permite compartir estrategias, habilidades técnicas y conocimientos con nuestros compañeros y entre cohortes.

Solo podemos prosperar cuando abrazamos a la comunidad y nos elevamos los unos a los otros mientras colaboramos. Esto nos ayuda a reflexionar y a cuestionar nuestros propios prejuicios a la hora de abordar cuestiones críticas como la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas.

-Monica Nyiraguhabwa, Directora Ejecutiva de Girl Up Initiative de Uganda

El poder de esta construcción de la comunidad, del aprendizaje colectivo y del intercambio de habilidades entró en juego cuando organizamos las actividades de nuestro programa #16días. Cuando los socios decidieron que un vídeo que documentara los compromisos de los hombres podría ser una poderosa inspiración para otros hombres que quieran involucrarse en la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas, nuestros videógrafos expertos de Girl Up Initiative Uganda compusieron un vídeo. Cuando buscamos un moderador que se sintiese cómodo con los eventos en vivo, la Directora Ejecutiva de Girl Up ofreció amablemente su experiencia. Y cuando uno de nosotros expresó sus dudas sobre nuestra capacidad de crear una herramienta colectiva para involicrar a hombres y niños, nuestra compañera Paola Saldivias, de la Red Visionaria (Perú), respondió: “¡No te preocupes! Eres parte de una comunidad. ¡Te ayudaremos!”.

Por supuesto, la solidaridad no implica uniformidad. No todos los socios participaron en todas las actividades. Algunos proporcionarion citas para las redes sociales, otros buscaron a hombres para hacer el vídeo y otros compartieron el evento de Facebook Live o la hoja de consejos en sus perfiles en redes sociales. No todo el mundo lo hizo todo, ni lo necesitamos. Lo que tenemos es un compromiso con un objetivo común (acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas) y relaciones de confianza entre nuestros socios. Esta es la fuerza de la comunidad: cada socio hizo lo que pudo con sus respectivas circunstancias en cada momento.

Poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas no es una carrera rápida, sino un maratón, y aún nos queda mucho camino por recorrer. A través de nuestras asociaciones y del reciente esfuerzo colectivo, hemos aprendido que la colaboración es una parte fundamental de este trabajo. Todos tenemos algo que aportar. Es a través de estos esfuerzos que logramos profundizar en el sentido de la comunidad y podemos desarrollar e implementar enfoques sensibles para, en última instancia, acabar con la violencia contra las mujeres y las niñas.

Por favor, ¡únete a nosotros! ¡Avancemos juntos!

Coautores:

Charity Namara – Asesora técnica de WomenStrong International – Fortalecimiento de capacidades (Kampala, Uganda)

Greg Loughlin – Consultor – anteriormente, en Men Stopping Violence (Atlanta, Georgia, Estados Unidos)

Eng Chandy – Directora Ejecutiva – Gender and Development for Cambodia – (GADC)

comments powered by Disqus

More from WomenStrong

September 20, 2022

Ampliar el acceso al aborto en México: lecciones aprendidas del Centro Mujeres

En Inglés ¿Cómo lo consiguieron en México? Diez días antes de que el Tribunal Supremo de los Estados Unidos tumbara la sentencia Roe contra Wade, el estado mexicano de Baja California Sur comenzó a aplicar el Decreto 2832, una ley estatal que despenaliza el aborto. El Centro Mujeres, uno… Continue Reading