Now Reading:

Entrevista con Hannah Barrueta Sacksteder, Directora de Programas y Equidad, así como Líder por la Justicia Lingüística

Entrevista con Hannah Barrueta Sacksteder, Directora de Programas y Equidad, así como Líder por la Justicia Lingüística

English, French

Justicia lingüística se define como “el proceso de creación de accesos y espacios multilingües inclusivos y sostenibles, para que pueda oírse la voz de todo el mundo. Se cree que todo el mundo tiene derecho a comunicarse en la lengua en la que se sienta más cómodo”. – Social Policy Research Associates, 2020

En Estados Unidos, donde el 20 % de la población habla en casa un idioma distinto al inglés, la justicia lingüística a menudo se asocia con el Título VI de la Ley de Derechos Civiles de 1964. Los ámbitos jurídico y sanitario son clave en los debates que tienen como fin asegurar que aquellos que no hablen inglés puedan entender sus derechos y tratamientos médicos.

Pero, ¿qué es la justicia lingüística para una organización internacional cuya sede se encuentra en país angloparlante? ¿Cómo llegó WomenStrong a la conclusión de que esta era necesaria y empezó a ofrecer interpretación para los hablantes de otras lenguas? Hemos hablado sobre ello con nuestra líder por la justicia lingüística, la Directora de Programas y Equidad, Hannah Barrueta Sacksteder, así como sobre sus objetivos para el futuro de los servicios de traducción e interpretación en WomenStrong. A continuación, podéis leer nuestra entrevista.

¿Cómo empezaste a reflexionar sobre la necesidad de cerrar las brechas lingüísticas y comunicativas en WomenStrong?

Crecí en México junto a una madre americana. En México, numerosas lenguas indígenas fueron silenciadas (a pesar de que ahora, el gobierno ha tratado de revivir algunas de ellas). Siempre pensé que era una injusticia terrible.

Cuando me mudé a Francia durante un año para poder sentirme inmersa en el idioma, tuve dificultades para comunicarme. Esto me hizo ser más consciente de la frustración o la falta de oportunidades debido a las barreras lingüísticas.

Oí algo acerca de un grupo en alza de activistas que se dedica a abordar los desequilibrios de poder en su trabajo por la inclusión lingüística, y conectándolo al mismo tiempo con una visión por la justicia social y la inclusión.

La justicia lingüística ayuda a fomentar el poder compartido, promover la inclusión, y desmantelar los sistemas de opresión que han privado de sus derechos a los no angloparlantes. 

¿Cómo tomaste conciencia del concepto justicia lingüística?

La justicia lingüística ayuda a fomentar el poder compartido, promover la inclusión, y desmantelar los sistemas de opresión que han privado de sus derechos a los no angloparlantes. 

Comencé a reflexionar sobre este concepto durante nuestro primer retiro de WomenStrong, que fue presencial en 2019. Dos oradores pidieron interpretación simultánea. Los intérpretes introdujeron el tema de la justicia lingüística al empezar la reunión.

Tras el comienzo de la pandemia, queríamos que el personal de nuestros socios pudiera unirse a los eventos en línea y a las reuniones del Laboratorio de Aprendizaje, y muchos de ellos no hablaban inglés. Poco a poco, a medida que organizábamos a los intérpretes, la composición de los grupos durante las llamadas cambió, así como la naturaleza de nuestras conversaciones. Pudimos así conseguir información de primera mano para saber qué intervenciones estaban funcionando y cómo WomenStrong tendría que hacer algunos ajustes.

Los socios estaban encantados de que todo su personal tuviera la oportunidad de participar en las reuniones con WomenStrong y de tener conversaciones más cómodas con los demás.

¿Por qué elaboraste una política de justicia lingüística para WomenStrong?

Sentíamos que no éramos fieles a nuestra misión si no contábamos con justicia lingüística. Sin ella, sería imposible mostrar que valoramos el contexto y la cultura de nuestros socios. 

Queríamos que tanto ellos como su personal se sintieran lo suficientemente cómodos como para hablar y compartir su experiencia. A veces, las personas se sienten incómodas debido a su acento, y lo que queremos es que se sientan seguras. Como grupo, necesitamos adaptarnos. Queríamos que los miembros del personal de nuestros socios pudieran ser ellos mismos en las reuniones; escuchar, aprender y comprender. La justicia lingüística fue la forma de estar a la altura de nuestros principios.

¿Cómo implementa WomenStrong la justicia lingüística?

La necesidad de interpretación simultánea se disparó al comienzo de la pandemia, pero encontramos algunas organizaciones que suelen trabajar con refugiados y llegamos a un acuerdo de seis meses con ellos.

Ahora, cada vez que organizamos una llamada, preguntamos previamente a nuestros socios si desean o no interpretación.

Informo de la videollamada con antelación a los intérpretes. Configuro Zoom y me aseguro de que las presentaciones se traducen al español y al francés. Mi objetivo es asegurar que los socios y su personal puedan participar plenamente en cada fase de la actividad.

Somos conscientes de que ofrecer justicia lingüística es un proceso; uno para crear espacios, fomentar la equidad y aceptar que se trata de una experiencia de aprendizaje. Siempre estamos abiertos a escuchar las ideas de nuestros socios.

¿Qué hacemos si una de nuestras lenguas alternativas (español y francés) no es la lengua materna de uno de nuestros socios?

Si uno o más socios nos comentan que necesitan interpretación a otro idioma, tratamos de hacerlo posible. Hacemos esto, por ejemplo, con lengua de signos. En inglés, podemos ofrecer subtítulos.

¿Qué otras traducciones ofrecéis para asegurar la justicia lingüística?

Nos aseguramos de que se traduzcan los correos, las presentaciones, los documentos clave, y otras actividades a nuestros idiomas oficiales. También somos conscientes de que hay personas de diferentes regiones. Pedimos a los intérpretes que sean flexibles e incorporen los acentos de español o francés de nuestros socios, en la medida de lo posible. 

¿Cómo reaccionaron los socios y su personal a la nueva política de justicia lingüística de WomenStrong?

El feedback fue muy positivo. A la gente le preocupaba el número de idiomas que hay en el mundo, ya que son cientos de ellos. Hablamos con nuestros socios y nos decantamos por español y francés. Nos aseguramos de que reciben las traducciones. 

Los socios aprecian que hayamos creado un espacio más equitativo, en el que pueda tomar parte alguien más y no sólo altos ejecutivos angloparlantes. Hemos observado que las llamadas son más diversas, y el hecho de poder hablar con más miembros de los equipos de nuestros socios ha cambiado las dinámicas del Laboratorio de Aprendizaje.

Hannah Barrueta Sacksteder (izquierda) con las socias de WomenStrong Susan León (centro) y Paola Saldivias (derecha) de Visionaria Perú, en la Conferencia Latinoamericana y del Caribe de Ciencias Sociales – CLACSO 2022

¿Cómo ha sido la experiencia de WomenStrong desde que ofrecéis traducción?

Implementar nuestra política de justicia lingüística fue toda una revelación para nosotros. Pudimos observar como las conversaciones eran mucho más ricas desde que ofrecíamos interpretación. 

Muchos de nuestros socios nos han agradecido esta nueva política. Sienten que se les aprecia y escucha, ahora todos pueden participar en un espacio seguro del Laboratorio de Aprendizaje. Buscamos constantemente formas de descolonizar el desarrollo. Es un proceso continuo que nos alegra adaptar en función de las necesidades de nuestros socios. 

¿Cuál dirías que es la mejor forma de asegurar la justicia lingüística?

Mi consejo sería escuchar. WomenStrong tiene una política de justicia lingüística porque escuchamos a nuestras organizaciones socias y nos dimos cuenta de que podíamos mejorar la forma de hacer las cosas. Es importante para nosotros que nuestro trabajo y actividades respondan a las necesidades de los socios, empezando por un principio tan básico como es entendernos los unos a los otros. 

Si os gustaría implementar la justicia lingüística en vuestra organización, buscad a personas de vuestro equipo abiertas a la idea de crear espacios más equitativos y que sepan que está bien no tener un programa perfecto. La justicia lingüística es un proceso de aprendizaje y cambio. Hay que aceptar que, al menos a corto plazo, no conseguiréis un espacio lingüístico equitativo sin fallos. No obstante, esto no significa que no trabajéis en conseguir uno. ¡Haced lo que esté en vuestra mano!

Hannah

Hannah Barrueta Sacksteder

Directora de Programas y Equidad

Hannah apoya la gestión y la organización de la comunidad del Laboratorio de Aprendizaje, y trabaja para asegurar que la diversidad, la inclusión, y la equidad se ven reflejadas en las actividades de WomenStrong y del Laboratorio de Aprendizaje.

comments powered by Disqus

More from WomenStrong

December 6, 2022

Can We Disagree About Abortion in Women-Centered Organizations? 

People have strong feelings about abortion. It’s a complex, nuanced, and deeply personal decision. Among those working in women’s rights organizations, it is easy to assume that we all feel the same, but that is not the case. Our teams are influenced by the communities in which we are located,… Continue Reading